Dulce de leche

Cómo hacer dulce de leche

Flan casero de dulce de leche

En esta ocasión os traemos una nueva receta en la que vamos a cocinar desde una perspectiva nueva y diferente un postre de los de toda la vida: el flan, que además de ser delicioso, es muy sencillo y rápido de cocinar.

Se trata de un flan casero de dulce de leche, el cual podrá convertirse en el postre perfecto para las comidas familiares, ya que gustará tanto a los más pequeños de la casa, como a los mayores.

Flan casero de dulce de leche

Ingredientes:

  • Medio litro de leche desnatada
  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 350 gramos de dulce de leche

Preparación:

Vamos a comenzar esta receta de flan casero caramelizando el que será el molde donde cuajaremos el flan. Para ello, podemos utilizar cualquier tipo de recipiente que sea apto para la cocinar, sin embargo, recomendamos utilizar una flanera de las de aluminio que pueda cerrarse de manera completamente hermética, ya que así podremos hacer la receta en menos tiempo a través de una olla a presión.

Para ello, tendremos que poner en la misma superficie de la flanera (o el recipiente que hayamos decidido utilizar)el azúcar, junto con un poquito de agua, para después, llevarlo a fuego.

Es importante que se trate de fuego lento para que el azúcar no se queme ni se tueste en exceso, ya que esto podría afectar al sabor final de la receta. De manera que, dejamos la mezcla de agua y azúcar a fuego lento, moviéndolo poco a poco, para que pueda distribuirse bien por el fondo.

Ahora, utilizando una batidora, cogeremos un bol en el que mezclaremos la leche junto los cuatro huevos y el dulce de leche. Mediante la batidora, batimos a fondo hasta que todos los ingredientes queden bien integrados, en una masa suave y de color tostado.

Cabe mencionar que podemos añadir un poco de azúcar si somos muy golosos, aunque si lo queremos de un dulzor estándar será más que suficiente con el dulzor que nos aportará el dulce de leche.

A continuación, cogemos la masa, y la depositamos poco a poco en la flanera, de manera que quede plana y bien repartida. Una vez tengamos la flanera repleta, la cerramos herméticamente y la ponemos dentro de la olla a presión, llenándola esta de agua hasta aproximadamente la mitad, de manera que el molde quede completamente cubierto.

Ahora, tapamos la olla correctamente, y dejamos que se haga durante 20 minutos, con la olla a presión echando vapor.

En el momento en el que deje de salir vapor del interior de la olla a presión, procedemos a abrirla, y a extraer con cuidado la flanera. Con cuidado de no quemarnos, la destapamos y la dejamos reposar durante quince o veinte minutos, tapada con un trapo de cocina húmedo.

En el caso de que no contemos con una flanera que pueda cerrarse de manera hermética, podemos utilizar el horno para cuajar utilizando el baño maría: dejando la flanera sumergida en un recipiente con agua hasta la mitad, y con el horno a 180 grados durante 40 minutos.

Una vez tengamos el flan reposado, lo metemos en la nevera, y lo dejamos allí durante unas cuantas horas, ya que el flan de dulce de leche ha de consumirse bien frío.